mi primer amor

HAY QUE CUIDAR EL AMOR,PUES AUNQUE ES MAS FUERTE QUE EL ACERO, ES MAS FRAGIL QUE EL CRISTAL.

HAY QUE CUIDAR EL AMOR,PUES AUNQUE ES MAS FUERTE QUE EL ACERO, ES MAS FRAGIL QUE EL CRISTAL.

Quien no ha tenido alguna vez 16 años cuando todo te parece hermoso, la vida es ilusión, y se cruza en tu camino la persona que no esperas, pero que tu corazón late  a mil por hora, que haces? pierdes la  nocion de lo que eres, y te entregas a ese dulce sentimiento que llamamos todos amor y que al paso del tiempo cambia de nombre, le llaman odio, es lo que no entiendo porque de un dia para otro el amor se convierte en odio. porque los sentimientos cambian y lo que ayer te parecia hermoso, hoy es todo diferente que ni siquiera sabes que es. Pues a mi me pasó, aun no sabia que era el amor y lo conocí, entonces decubrí sensaciones que antes no las habia sentido, el era el culpable de aquello, alto 1.70, cabello rubio, ojos verdes, piel blanca, con un nombre muy peculiar, un poco raro, se acostumbra en el sitio donde nació, saben uds.  el nombre del rio mas largo del mundo? pues asi se llama, aquel joven guapo que me robó el corazón, claro está que ahora los años han pasado para el y para mi, pero el corazón aun sigue latiendo, ya no con el mismo impetu de la juventud, pero el amor está alli donde lo dejamos hace mas de 34 años. Tengo que decir que  después de poco tiempo de conocerlo me  fugé con el, nos hicieron casar, yo en ese entonces tenía una madre muy estricta, no tenía permiso para tener enamorado, si, enamorado, no como ahora que ni bien conocen a un chico, y rapidito se hacen novios. Nos veiamos muy poco, y esto consiguiendo que la hermana que tenia dos años menor que yo, me ayudara para veme con el, algunas veces si, otras ni queriendo, pero de todas maneras nos arreglabamos para vernos aunque sea un momento cada domingo después de la misa, y aunque sea de lejos. Estaba yo por quinto curso de secundaria, asi se dice en mi País, es decir estaba cursando el bachillerato, tuvimos muy poco tiempo en esas andadas, hasta que un cierto dia no se porque motivos me vi en la necesidad de buscarlo, habia tenido problemas en casa con mi madre, y claro la única persona que se me ocurrió para pedir ayuda, creyendo que iba a ser mi solución, nunca me imaginé en esos momentos que le iba a dar tres hijos, si srs. tres hijos del hombre del que me enamoré. Practicamente le obligue a fugarnos, pero no le fué dificil hacerlo ya que también estaba enamorado de mi, sabian uds. que la primera vez que esos ojos verdes me vieron se quedó impresionado al verme, a lo mejor se me notaba la inocencia, tambien hay que decir que yo tenia lo mio, rubia, de piel blanca y eso le gustó tanto de mi que me llamó la gringita, y asi fué  como me conoció el a mi , luego vino la presentación que la hizo una compañera de curso, junto con el que ahora es su esposo, cosa que yo no puedo decir de mi. Desde ese entonces, nos vimos  a la salida del colegio, camino a casa, esto sin que nadie lo supiera, que no llegase a oidos de mi madre, porque me esperaba un severo castigo, pero como entre el cielo y la tierra no hay nada oculto, y todo se llega a saber, la sra. madre se enteró de que su hija la habian visto acompañada de un chico que no era de la ciudad, es que no les he dicho, el chico en mención había llegado de Quito a Esmeraldas, venía a hacer el servicio militar, yo vivia en esmeraldas, nací allí, me crie, estudie, y también me casé, con el chico de ese entonces, el del nombre del Rio. Para esos tiempos ya mi padre habia fallecido, y mi madre se quedó a cargo de nosotros eramos tres hermanas mujeres, y un varón, la mayor trabajaba y ayudaba con los gastos de la casa, mi hermano también lo hacía, pero aún así mi madre se las ingeniaba para poder darnos de comer todos los dias, y darnos una educación que no costara, había que economizar gastos. Pero salimos adelante, con mucho sacrificio, pero aqui estamos todos, aun nos acompaña mi madre, aunque ya no tiene la misma fuerza de antes, un poco enferma, pero aun está con nosotros. Aunque estamos bastante alejadas, ya que estoy viviendo en España, aun nos vemos y hablamos, claro con la tecnología de hoy dia , utilizamos el internet. Imaginense uds. a  quien me encontré el año pasado, mejor dicho él me encontró a mi, después de  12 o 13 años, es alli donde cabe el dicho “que pequeño es el mundo” el chico con nombre de rio, que para ahora ya no es el chico, es el hombre maduro, su cabello ya es rubio, me imagino que será canoso, y digo será porque aún no nos hemos visto. Hablamos diariamente, el me llama, porque a él se le hace mas fácil, por lo económico. Cada vez recordamos nuestra vida mientras estuvimos juntos, a veces nos llenamos de nostalgia, a veces pensamos que hubiera sido de nosotros si no nos hubieramos separado, pero también tenemos nuestros mas y nuestros menos por teléfono, pero se nos pasa rapidito, ya no somos los jovenes de antes, con aquella rebeldía que nos ciega a la razón, hay que entender que el hombre  se vuelve mas sabio con los años.

Fué asi como tuve mi primera hija de mi segundo compromiso, y empece una nueva vida junto al hombre que me brindo una segunda oportunidad de vivir, de tener un hogar una nueva familia, pero mi corazón estaba compartido, aún seguia sangrando mi herida por la pérdida irremediable de mi pequeño, y la distancia que tenía que recorrer cada fin de semana para poder ver a mis otros dos hijos, aunque solo los veia entre 15 y 20 minutos,era un viaje de ida y vuelta en el mismo dia, me era imposible quedarme de un dia para otro, primeramente no tenia un lugar donde hospedarme, luego debia de llegar ese mismo dia ya que tenía otras obligaciones que atender. El camino de regreso era mas doloroso que el de la ida, y saben porque? porque se quedaba un pedazo de mi corazón con ellos, en cambio yo me traia conmigo sus risas, sus abrazos, sus besos, ese era mi unico consuelo, sus caritas de felicidad mientras estaba con ellos eso jamás se borraran de mi retina, todo esto hasta la siguiente semana, que volvía por el mismo caminito de siempre, al autobus era mi transporte hacia esos pocos momentos de felicidad y dicha que me llenaba cuando los tenia a mi lado.

Y asi transcurrieron los años, no volvi a ver al chico con nombre de rio, ya deberia de ser otro, a lo mejor ni lo reconocería, hasta que un dia, su hermana, porque ellos eran tres, dos varones y una mujer, ella también tiene los ojos claros y rubia, son de familia asi con esas características, en cambio su otro hermano tiene un ojo de cada color,un poco raro, pero es asi; me llamó para decirme que me iba a entregar a mis hijos ya que estaban creciendo y el cuidado que necesitaban solamente la madre podía darlo, fue cuando me pareció que el corazón se me iba a salir del pecho escuchando esa noticia. No lo pensé dos veces, pues le dije que iria en cuanto me fuera posible, pero lo que yo no me imaginaba, que la persona que en esos momentos era mi pareja, se iba a oponer que mis hijos estuviesen conmigo, fue un golpe muy duro. Y dejenme decirles que cuando yo lo conocí lo primero que le dije fué que yo tenia tres hijos que en ese entonces eran tres, y para esos tiempos ya solo tenia dos.Tuve que recordarle por si se le habia olvidado, que yo jamas le mentí acerca de mis hijos, le dije que el hombre que me quisiera tenia que hacerlo a sabiendas de que yo tenia mis hijos y que no renunciaría a ellos por nada ni por nadie., y que tenía que aceptarme con mis hijos, Me vi en la necesidad de escribirle una muy larga carta explicanco mis motivos y asi mismo dandole la mejor solución posible, la que yo creia que era, le pedia que si el no rectificaba en su decisión, me vería en la situacón de separame, con la única condición de que mi hija se quedase conmigo, no quería que a mi pequeña le pasara lo que les pasó a los otros que tuvieron practicamente que pasar sin su madre muchos años los mas importantes para un niño. Como todos los dias nos veiamos a la salida del trabajo, ya que estabamos cerca el uno del otro, ese dia no fui a su encuentro, tuvo que ir solo donde su madre que era el lugar donde dejábamos a la niña que estaba al cuidado de una prima suya, cuando llegó a casa, ya había leido mi carta, yo se la había hecho llegar a sus manos por medio de un amigo, que despues lo hicimos padrino de mi niña, me encontró llorando, no era para menos, no sabía cual había sido su reaacion al leer dicha carta, parece que le toque las fibras mas sensibles de su corazón, que cuando entró a casa, acostó a la niña en su cuna y me dijo que podia traer a mis hijos, pero que no queria perderme, y que hariamos de cuenta que no había pasado nada, y empezamos a preparar la llegada de mis hijos, el queria que yo estuviera feliz, y mi felicidad consistía en tener a mis hijos juntos, conmigo.

Desde el momento en el que nos casamos hasta el dia de hoy han pasado aproximadamente 40 años, de los cuales vivimos unos siete juntos, nada practicamente, sali embarazada de mi primera hija, un embarazo dentro de lo que cabe normal,muy lejos estabamos de imaginar que nos ibamos a separar, por cuestiones mas bien familiares, mi madre que en ese entonces aun mandaba en nuestras vidas, me llevo a su lado para que estuviera mejor, tuve a mi hija, un sol de niña, sanita, pesando seis libras y media , midiendo 50 cm.  rubia de ojos claros, no tenía para pagar el hospital donde nació, un tio mio, hermano de mi madre me dio el dinero para cancelar dicha estadía, dos dias; desde ese momento me dedique a criar a mi hija, su padre aún no la conocía, se encontraba en otra ciudad, y yo para o por hacer mejor las cosas, busqué a su familia llevandoles a mi hija, por aquel entonces todo estaba funcionando bien, al pasar de los dias me organizaron un viaje sorpresa hacia el lugar donde se hallaba el padre de mi hija, junto con su abuela paterna.

Llegamos sin que nos esperasen, mi marido no lo podia creer, alli estaba yo con mi hija en brazos, juto con su madre, se quedo sin poder articular palabra alguna, pasados unos momentos reaccionó como cualquiera, luego pasada la sorpresa nos pusimos al dia en algunas cosas, ya se imaginaran en cuantas, pero no todo iba a ser felicidad, su familia empezó a manejarnos a los dos, aún eramos jóvenes manejables, que si esto es lo que mas les conviene, que si lo otro, y asi empezamos a organizar las maletas y nos mudamos a otro sitio diferente, a otra ciudad donde su tía que lo habia criado tenía una propiedad, y se la facilitaba a él para que saliera adelante. Estuvimos algunos años, no tantos, yo había dejado mis estudios, los cuales no los pude reanudar hasta depués. Y como llega todo en la vida, llegaron los problemas, yo me encontraba sola en medio de tanta tierra, empezaron a verme todos mis defectos, a poner en contra  de mi, a mi marido; lo que pasa siempre cuando la familia de tu marido no esta de acuerdo con la eleccion que ha hecho su hijo, es decir en otras palabras, yo no era la mujer ideal para el chico con el nombre de rio.

Sin saberlo yo , empezaron a montarle un viaje a Venezuela, con el único propósito de que se olvidara de mi, sin importarles de que había  no uno, sino dos hijos de por medio, para ese entonces, ya había aumentado mi familia. Salimos de aquella hacienda , yo con el corazón roto, porque dejaba en esas tierra un pedazo de mi vida, aunque fueron muchos malos ratos, muchas lágrimas derramadas, aún así, dejaba algo de mi, allí, donde había estado junto al hombre que amaba, junto a mis dos hijos, testigos mudos de aquel infierno que pasamos, pero asi es la vida, siempre  tenemos algo o mucho de todo, un poco de amor, sonrisas y lágrimas.

Antes de irse me dejó donde mi madre, que tenía una casita muy pobre, pero ella me acogió aunque no de buen agrado, pero allí estuve, llena de esperanza y de amor por el hombre que adoraba. Ya estaba embaraza de mi tercer hijo, la pase muy mal, duranet el embarazo y despues al tenerlo, las cosas con mi madre no marcharon tan bien, el dinero que me llegaba de mi marido no me llagaba a fin de mes, y las pasabamos peor. Mi madre que trabajaba en una casa, nos traia su comida para mis hijos, mi tio Pepe a quien queria como a un padre, nos daba dinero de su paga para hacerles la comida a mis hijos, mi sufrimiento al ver a mis hijos a veces dormirse con hambre me partía el corazón, pero no podía hacer mas, solo mirar pasar los dias unos tras de otro y esperar que Dios  se apiadara de nosotros. Y como todo lo hace mi Dios, un día mi hijo el menor se enfermó, estuvo muy mal, tenía mucho miedo de que le pasara algo y yo no poder hacer nada, fué cuando decidí buscar nuevamente a la familia de mi marido para pedir ayuda, no me quejo ellos, en el mismo momento que me vieron me ayudaron en todo, mandaron a ver al medico de la familia para que viera a mi hijo, estaba desnutrido, deshidratado, es decir no había tenido una buena alimentación. Así estabamos todos, en cuanto llegamos lo que menos faltó fue la comida y las muestras de cariño, aunque me cuesta mucho pensar que ese cariño no haya sido sincero. Volví a la hacienda de donde me había ido unos años antes, imaginense lo que sentí al volver, claro ahora era diferente, estaba como quien dice de paseo.

Lo que yo no pensé nunca , que al cabo de unos pocos dias de mi llegada, otra persona  también estaba allí, el chico con el nombre de rio, había venido buscandome, hasta allí.

Claro como el me dejó con mi madre, fue el primer sitio di¡onde me buscó y al no encontrarme, prosiguió su viaje hasta donde me hallaba, la alegría mas grande de mi vida volver a verlo. No lo podía creer estabamos juntos otra vez, pero yo pensaba que nos iriamos en unos dias, pero de nuevo su familia intervino(su tia) lo conquistó para que se quedara en la hacienda alquilandosela para que la administrara, no todo funcionó bien de nuevo volvieron los problemas, y fue alli cuando tuvimos una fuerte discusión y me fui, pensando que iba a seguirme, mi niño apenas tenía un añito, me dolía dejarlos , pero mi única razón de irme era que quería que el me siguiera(mi marido); me equivoqué, no lo hizo, le pudo mas su orgullo, de lo cual se arrepintió todos los dias que estuvo solo con mis hijos, imaginense como estaría yo sin verlos dia a dia me preguntaba que estaran haciendo, siento mucho que las cosas hayan tenido que ser así. Que distinto hubiera sido nuestra vida si desde un principio el hubiera dejado las cosas bien claras, me hubiera hecho respetar de toda su familia, me hubiera dado el lugar que por ley me pertenecía, pero ahora de nada sirve lamentarse, las cosas ya pasaron y a vivir el presente. Alli no termina todo, como les dije tenia tres hijos el segundo un varon tambien, ese nacio en casa con una partera, rubio como su padre, ojos claros, blanco y precioso, como son los hijos para una madre,al no estar yo, se quedo con su padre en la hacienda, pero un dia me llaman al sitio donde yo trabajaba y me dan la peor noticia que una madre recibir, ya se imaginaran, mi hijo estaba muerto, habia tenido una fuerte gripe, y como en el campo donde vivia no había recibido las atenciones que necesitaba, cuando lo trajeron a la ciudad fué demasiado tarde, lo pusieron en una cámara de oxigeno, al parecer a la persona que le toco hacerlo se le pasó la mano con el oxígeno, a mi hijo se le reventaron los pulmones, y murió, lo único que puedo decirles es que lo hizo llamándome, una monja que estaba por alli le echó un poco de agua bendita ya que ni siquiera estaba bautizado, como acostumbramos los de la religión católica. Se fué un pedazo de mi vida, yo estaba incompleta, quería morirme, el dolor que se siente al perder un hijo, no se lo deseo a nadie, creanme sientes que el aire te falta, el corazón está mas duro que la roca,se te quitan las ganas de comer, no quieres ni siquiera escuchar el sonido del viento, la luz te molesta,baje algunos kilos, claro no tenía apetito, solo me queria morir.  Me enojé con Dios por algun tiempo, no entendía porque se había llevado mi hijo si era una criatura, no entendia porque si en el mundo hay tantas personas que ya han cumplido con su misión en la tierra, que hay tantas personas que estan sufriendo por enfermedades que padecen que ya no tienen cura, y se lleva a m i hijo. Y  yo creo que hasta ahora no me lo explico, pero como Dios tiene sus caminos trazados para cada uno de nosotros, algún dia lo entenderé.

Volví a verlo, a el, al hombre que amaba, pero era mas grande mi dolor, que nos abrazamos y dejamos que nuestros corazones lloraran, era lo único que podíamos hacer, para ese tiempo ya mi amado tenia otra mujer, creía que había dejado de quererme, lo que yo no sabía era que su corazón me seguía peteneciendo, su amor seguia siendo mio, aunque no lo podia tener, pero el no me lo dijo, yo también estaba comprometida con otra persona, pero si el me lo hubiera dicho, creo que hubiesemos vuelto a estar juntos, digo esto porque aunque estaba con otra persona, aun no me habia acostumbrado a ella. Sería que mi corazón presentía, aunque tambien lo quería porque no era una mala persona, sus sentimientos siempre fueron buenos conmigo, claro todo al principio es maravilloso, tenía mucho miedo tener hijos con el, no por el hecho de tenerlos, sino por el hecho de que yo pensaba que teniendo otros hijos iba a dejar de querer a los que ya tenía, estaba muy equivocada, y eso me lo hizo ver una amiga que tenía, era un poco mayor que yo, soltera, no se habia casado pero tenía sus novio. Un día nos encontramos enn el ascensor y me vio que yo iba llorando, me pregunto que me pasaba, al final le conté, que la persona que era mi pareja en esos tiempor me había pedido que le diera un hijo, pero yo estaba  indecisa, y le dije lo que yo pensaba. Sus palabras fueron estas:Amiga Dios da la llaga; Dios da la medicina, ella sabía que yo había perdido un hijo, y que aun me dolía , también me dijo si Dios se lo llevó será que tiene algo mejor para el alla en el cielo que aqui en la tierra. Sus palabras me dejaron pensando un poco, por lo que antes dije estaba enojada con Dios. LLegue a casa y lo pense mucho, hasta que me dije a mi mismo, si el chico de los ojos claros con nombre de rio tiene otra mujer, tiene una hija, porque no puedo yo tambien tener otros hijos que igual seran mios hasta que decidan hacer su propia familia, ya que los hijos solo son prestados hasta que las alas les crezcan y esten preparados para volar solos.? Pues asi me decidi a darle un hijo al hombre que fué mi segunda oportunidad.

¡Hola, mundo!

Bienvenido a Scoom.com Blogs. Este es tu primer post. Editalo o eliminalo, despues comienza a blogear!
——————
This is your first post. Edit or delete it, then start blogging!